¿Las alfombras de bebé son perjudiciales?

bebé jugandoUno de los grandes amigos de tu bebé durante sus primeros meses será, sin lugar a dudas, su gimnasio. Si eres primerizo y te estás imaginando una sala llena de cintas de correr y bicicletas estáticas, aleja esa imagen de tu mente. Los gimnasios alfombras de bebé no son más que un accesorio formado por una plataforma acolchada y dos arcos que la cruzan y de los que cuelgan objetos coloridos, con un tacto distinto y que suenan cuando se aprietan o se tocan.

Durante los primeros meses, las alfombras de bebés son una gran ayuda para que el pequeño se entretenga y empiecen a interaccionar con su entorno. A pesar de lo que pueda parecer, su uso no es siempre positivo. De hecho, los especialistas recomiendan limitar su uso hasta más o menos los seis meses. Un bebé de esa edad ya está lo suficientemente desarrollado como para que pueda moverse solo y experimente con las diferentes posiciones de su cuerpo. Con las alfombras de bebé, la postura del pequeño será siempre bocarriba. Tampoco es necesario quitarle el gimnasio el día exacto en que cumpla los seis meses, ni hacerlo de un día para otro. La desaparición puede ir siendo gradual, según el gusto que el bebé tenga por el gimnasio, pero tiene que haber desaparecido en el próximo par de meses para favorecer que juegue con todo lo que tiene alrededor y no sólo con lo que cuelga de los arcos del gimnasio.

¿Por qué es positivo sacar a los pequeños de las alfombras de bebé?

Sacarlo del gimnasio es también una forma de favorecer su autonomía: si no colocamos ningún juguete colgando encimad de él, el bebé buscará a su alrededor e interaccionará con su entorno, no sólo intentando encontrar alguna cosa con la que jugar, sino intentando cogerla. Obviamente no gateará, pero se las apañará para moverse arrastrándose y llegar hasta donde quiera ir.

Por tanto, aunque los gimnasios alfombra de bebé no son de por sí perjudiciales, sí hay que controlar su uso y ser conscientes de que a esas edades los niños se desarrollan mucho más rápido de lo que parece. Los accesorios que utilizan deben adaptarse siempre a esos cambios.

Laura Martínez

Soy madre y bloguera. En este blog publicamos artículos sobre niños, bebés, maternidad y muchas cosas más. ¿Nos sigues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *