Fiesta infantil y un gran descubrimiento: ¡las cajas de regalo!

Este último fin de semana asistí al cumpleaños de un compañero de clase de mi hijo. Hacía bastante que no iba al cumpleaños de un niño pequeño y lo cierto es que hubo un elemento que me sorprendió gratamente. Fue la idea de los padres de poner cajas de regalo, en lugar de los típicos envoltorios de papel, para presentar los regalos que se iban a repartir entre los niños y niñas asistentes. Pero no nos avancemos y comencemos por el principio.

caja regalo self packaging

La fiesta se hizo en el jardín de la casa de los padres. Estaba todo decorado con temática infantil, claro: había piñata, toboganes, un payaso… Los niños se arremolinaban en torno a todo ello con expectación y lo cierto es que se armó bastante revuelo cuando se anunció que era hora de “darle a la piñata su merecido”, ya nos entendemos. Fue muy divertido ver cómo los niños iban de un lado al otro del jardín intentando dar instrucciones al niño que cumplía años y que por tanto tenía el privilegio de partir la piñata. Cuando al fin dio con la posición correcta, ¡zas!, todo eran niños y niñas y caramelos disputándose el premio al más veloz recogedor de caramelos. ¡Fue realmente divertido!

Cajas para regalos… y algo más

El payaso fue una muy buena idea para amenizar la tarde e ilusionar a los pequeños, mientras comían bocatas y algunos dulces, hasta que llegó LA HORA con mayúsculas y dar cuenta de la tarta de cumpleaños que todos estábamos esperando, padres incluídos. Y fue un momento realmente especial porque todos contábamos con ver aparecer la tarta sobre un carrito o una mesa o algo así… los padres fueron más originales, sin embargo, y ¡la metieron en una caja de regalo! ¡Una tarta dentro de una gran (y hermosa, la verdad) caja de regalo, rodeada de otras tantas cajas de regalo más pequeñas que sí contenían regalitos! ¡Me pareció genial! [Me impactó tanto, de hecho, que al cabo de la fiesta pregunté a los padres en qué lugar habían conseguido esas cajas tan chulas y me dijeron que online, que en la tienda Selfpackaging.es las vendían a muy buen precio además. Lo he anotado para el próximo cumpleaños que tenga]. 😉

Y lo que me gustó fue sobre todo el efecto que esa caja de regalo grande tuvo sobre el niño del cumpleaños. Cuando le dijeron que la abriera no podía hacerle más ilusión que allí dentro le esperaba una tarta. Por no hablar de los regalos que la acompañaban. A diferencia de los papeles de regalo, las cajas de regalo ayudan mucho a ocultar qué tipo de objeto espera a la persona que lo recibe porque su forma no da ninguna pista… y, claro está, al abrirlos la sorpresa no puede ser mayor. Además al ser cajitas para regalo hechas de cartón después los niños aprovecharon para pintarlas y jugar con ellas (las hay de formas bien curiosas) y estoy segura de que alguna ha acabado decorando la habitación de algunos de los invitados. La verdad es que las cajas para regalo son una gran gran idea.

La fiesta se complica…

Lo que no me pareció tan acertado, siendo sincera, es la tarta de cumpleaños. Era de chocolate blanco, hasta ahí bien, pero para sorpresa de todos el interior era a base de bizcocho de acelgas. Como idea quizás no estaba mal, pero aquello sabía demasiado como acelga como para que un niño pudiera encontrarlo bueno y más si le sumamos que había trozo de acelga por ahí rondando… No fue una buena combinación y por eso algunos niños acabaron escupiendo la tarta, pensando que nadie les veía. Los padres nos comimos la parte que nos tocaba por respeto a la madre del compañero de mi hijo, que había hecho ella la tarta y estaba bastante ilusionada con el resultado. Pero ya se sabe cómo son los niños y  según lo iban probando lo escupían. Así que acabamos yendo al McDondalds de enfrente para comprar unos muffins y hacer un pastelito collage improvisado para los niños y niñas del cumpleaños. Ya se sabe, con los pequeños muy a menudo hay que improvisar de un momento para el otro.

Ahora bien, con las cajas de regalo los padres se marcaron el punto de la tarde y a mí personalmente me han dado muy buenas ideas. Echaré un ojo a la tienda que me recomendaron.

Laura Martínez

Soy madre y bloguera. En este blog publicamos artículos sobre niños, bebés, maternidad y muchas cosas más. ¿Nos sigues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *