Etiquetas para la ropa de los niños

Las etiquetas para marcar la ropa es un producto relativamente nuevo en nuestro país, aunque siempre hayan existido, su comercialización masiva se ha empezado a producir desde hace unos años. Se podría hablar incluso de una moda. En solo unos años se ha creado todo un sector de empresas que venden este sencillo pero a la postre útil producto online . A pesar de ser un producto bastante estacional, cuyas ventas se reducen en muchos casos al inicio del curso escolar, los márgenes de beneficio del producto, la buena aceptación y la gran cantidad de clientes potenciales, hacen de este un negocio rentable.

En los últimos años, los habitos de las familias españolas han ido cambiando, son muchos los factores, algunos importantes provienen de la televisión, el cine de  EEUU es un buen ejemplo,  otras costumbres provienen de nuestros vecinos europeos. Al igual que nuestros hijos han adoptado el Halloween desde una temprana edad y emulan a los niños de las películas americanas, las familias han adoptado la costumbre de marcar la ropa y los enseres de sus escolares, al igual que ocurre en las series para niños  que echan a todas horas en Disney Channel.

Pese al componente de novedad o moda lo cierto es que este tipo de etiquetas son muy útiles sobre todo a edades tempranas, el  jardín de infancias es lugar perfecto para que nuestro hijo pierda hasta la zapatilla. La facilidad para perder una prenda de ropa , dejarla olvidada o intercambiarla por error con un compañero, es una probabilidad tangible cada día.

En la actualidad, como podemos ver en cintamarcaropa.com ,  podemos encontrar en 3 tipos de etiquetas en función de sus características.

Por un lado tenemos las etiquetas adhesivas. Son las segundas en aparecer, se ha usado siempre y en la actualidad se utilizan tanto para marcar ropa como para otros objetos. También son las más fáciles de poner y las menos resistentes a los elementos y al uso, normalmente en la ropa no aguantan ni siquiera un solo lavado.

Luego tenemos las etiquetas termoadhesivas, que son las más demandadas en la actualidad. Se caracterizan por un su facilidad para pegarse y por su resistencia. Se pegan en solo unos segundo aplicando calor con una plancha. Aunque están pensadas para ropa se puede pegar en la superficie de determinados objetos sin demasiada dificultad. Pegafas en la ropa suele ser bastante resistentes y aguantar muchos lavados.

Por último tenemos las etiquetas textiles, que son las más antiguas y también las más resistentes, aunque su dificultad para pegarlas, ya que requieren ser cosidas a la ropa, las han desplazado como las favoritas de madres y padres.

Laura Martínez

Soy madre y bloguera. En este blog publicamos artículos sobre niños, bebés, maternidad y muchas cosas más. ¿Nos sigues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *