Bodas especiales, sellos especiales

Una boda es de por sí una ceremonia especial, por supuesto. Dos personas prometen unirse y darse soporte y preocuparse por el otro delante de todas sus personas allegadas. Por eso le llaman amor. Y está claro que para cada pareja su boda va a ser algo realmente único e inolvidable. Ahora bien, también es cierto que hay distintos tipos de ceremonias de boda.

En este post te queremos hablar de las ceremonias que ponen un poco más de atención en el detalle, que miman más aquello “personalizado”, que en cierto modo miran más a un concepto artesano y mágico (algo menos trillado, si se puede decir así) del enlace matrimonial.

¿Cómo conseguirlo? Pues en cierto modo ya te hemos dado la pista mágica. Se trata de apostar por aquello hecho manualmente, que tiene el encanto de no ser seriado ni producido industrialmente. Es como esa manta que hay en toda casa, aquella que hizo la abuela. No será perfecta, no tendrá la etiqueta de acabado industrial… pero tiene un encanto que ninguna de las mantas que pudieras comprar en un comercio iguala. Pues el mismo concepto es el que hace especiales a las bodas. ¿Cómo hacerlo?

 

Los sellos de goma, tus grandes aliados

Los sellos de goma creativos son una delicia para las manualidades que perfectamente puedes usar en tu boda o en la de cualquier persona que realmente te importe, si la estás ayudando. Si quieres hacerte una idea del repertorio de sellos de goma que tienes a tu alcance, sólo tienes que ir a tiendas online especializadas como http://sellosgoma.com y verás qué mundo de oportuniades te ofrecen. Ahora que ya te habrás hecho una idea, tendrás claro por qué son ideales los sellos de goma para una ceremonia de boda. Con sellos de goma puedes olvidarte de ubicar a los invitados en sus sitios mediante tarjetas prediseñadas e impresas en una industria gráfica. Y lo mismo con las invitaciones. Tú y tu pareja cread los diseños que más os definan y os encanten, y mano a mano, como un equipo, pasad un rato divertido usando los sellos de goma para crear esos detalles de boda tan especiales.

Todo el mundo (y en especial vosotros) las guardaría con cariño aunque fueran industriales, pero el encanto que le da lo artesano hace que adquieran un valor simbólico inigualable. Y sólo habréis necesitado sellos de goma, un rato divertido y un poco de tinta. ¿No es mal precio, no? De hecho también tiene la ventaja de ahorraros los costes de imprenta, algo que no viene nada mal porque las bodas suelen representar un desembolso importante.

 

Más detalles especiales

El enfoque artesano, claro, no tiene por qué reducirse a las invitaciones y a las tarjetas para ubicar a los invitados. Puede ser el hilo conductor de vuestra ceremonia. ¿Por qué comprar centros de mesa cuando podéis crear los que más os gusten, los que enamoren a cada uno de los invitados cuando sepan que los habéis hecho vosotros? Y en lugar de decorar todo con rosas de floristería, ¿por qué no apostar por algo más relajado, con algunos girasoles y margaritas puestos en diferentes potes de metal, lata o cristal, para una ceremonia en el campo, si es vuestro escenario preferido?

Como debe ser, la boda será vuestra de todos modos. Pero con detalles como éstos, marcados por la artesanía, la sencillez, el detalle y la personalización… vais a encandilar a cualquiera y os vais a sentir más a gusto que en ningún otro lugar o ningún otro tipo de boda. Y eso será lo  realmente especial, aparte de la maravillosa aventura que comenzáis juntos poniendo un anillo en el dedo del otro.

Laura Martínez

Soy madre y bloguera. En este blog publicamos artículos sobre niños, bebés, maternidad y muchas cosas más. ¿Nos sigues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *