Asiento Reductor para W.C.

El crecimiento del bebé tiene varias etapas, las cuales van desde el primer día de vida hasta los 2 años, de manera muy rápida podemos notar que mes a mes nuestro bebé obtiene nuevas aptitudes que significan un paso más para lograr una completa autonomía. Vemos que desde que nace hasta el primer mes de vida, va desarrollando los sentidos básicos que le permiten desarrollar otras habilidades, como son la vista y el tacto.

Es importante que durante los primeros meses de vida los padres tengan una actitud basada en estímulos y sin sobreprotección, ya que cuando sobreprotegemos inculcamos el miedo en el niño, y mientras más miedo menos impulso tomará para realizar todo aquello lo cual ya está preparado.

Asiento Reductor para W.C.

Durante los primeros 3 meses de vida se estimula a la vista, mediante la observación de juguetes de colores contrastantes, como el rojo, verde, amarillo y blanco. Luego del mes y medio se estimula el sentido del tacto con juguetes pequeños, suaves y blanditos que pueda tomar el bebé con su mano y con un poco de ayuda de los padres. Cuando ya tenga 3 meses se estimula al oído con juguetes que suenen al moverse como son los sonajeros o también juguetes que estimulen varios sentidos a la vez como los móviles.

Una de las habilidades más esperadas cuando el bebé tiene entre 9 meses y un año es el caminar, primero comienzan pudiéndose sentar solos, luego se paran y se sientan y algunos bebés optan por gatear, pero no es un paso obligatorio, ya que hay otros que simplemente comienzan a intentar caminar, ya que se sienten más seguros.

El uso del pañal es algo que libera tanto al niño como a los padres, ya que el niño estará más cómodo y será independiente, y los padres no tendremos que estar pendientes a cada hora para ver si el niño precisa que se le cambie el pañal. Se dice que cuando el pequeño ya lleva un tiempo caminando, es cuando los padres ya podemos pensar en enseñarle a hacer sus necesidades por sí mismo.

Para que el niño tome más confianza en esta nueva aptitud debemos de acompañarlo con objetos que hagan de este nuevo momento algo amigable, primero es recomendable comenzar con un orinal, que permita posicionarse a su altura. Luego cuando están más grandes, y queremos que aprendan a usar el w.c, lo mejor es utilizar un asiento reductor. La marca Olmitos ha diseñado uno el cual cuenta con un diseño anatómico, que evita desbordes y optimiza la posición del niño. Así también tiene un acolchado que da comodidad y un diseño con estampados que resulta más que amigable para comenzar a usar el w.c.

Laura Martínez

Soy madre y bloguera. En este blog publicamos artículos sobre niños, bebés, maternidad y muchas cosas más. ¿Nos sigues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *